Cuidados en enfermedades neurodegenerativas en personas jóvenes

Las enfermedades neurodegenerativas, la sociedad en general, las solemos vincular con la edad y sobretodo con la gente mayor. Sin embargo, también puede afectar al resto de la población, incluidos los jóvenes.

Cuando uno detecta este tipo de enfermedad, le vienen muchas preguntas a la cabeza:

¿Y ahora qué hago?

¿Sobreviviré?

¿De qué depende?

¿Lo acepto o no?

Pasos a seguir

Por suerte, hay un protocolo que los pacientes pueden seguir. Se recomienda visitar a un neurólogo o si más no, para dar un primer paso más cercano, al personal sanitario o a la propia familia para poder encontrar una solución o tratamiento al respecto.

Factores que mejoran los síntomas

A parte de seguir un tratamiento recomendado por el especialista, hay factores externos que mejoran los síntomas de las enfermedades neurodegenerativas:

  • Estar rodeados de un ambiente familiar y agradable
  • Socializar con amigos u otras personas
  • Hacer ejercicio físico

Factores que empeoran los síntomas

Por desgracia, también existen factores que pueden ayudar al avance de la enfermedad y que se vaya agravando. Por lo tanto, tenemos que evitar los siguientes factores:

  • Que exista estrés en la familia
  • Romper las rutinas diarias
  • Cambios de domicilio
  • Que exista estrés laboral

Como en cualquier enfermedad que se nos presenta a la vida nos hacemos algunas preguntas clave:

¿Quién me ayudará?

¿Estoy sólo/sola?

Como hemos dicho anteriormente, hay algunos protocolos o tratamientos que podemos seguir para atenuar o retrasas los efectos de dicha enfermedad:

  • Visitar al médico y comentárselo
  • Visitar al psicólogo para que nos haga algún tipo de tratamiento para poder trabajar la memoria.
  • Visitar un fisioterapeuta para que nos mantenga en forma y nos mantenga una rutina motora, para hacer las tareas básicas (sobretodo cuando la enfermedad está muy avanzada). Y es que llega un momento en que nos olvidamos de como hacer las cosas más básicas como puede ser atarnos los zapatos.
  • Visitar una trabajadora social. Esta persona nos hará un seguimiento y vigilará que seguimos una rutina alimenticia, de hábitos, de compra de alimentos, etc.
  • Visitar a una enfermera
  • Visitar a un terapeuta ocupacional. Esa persona se encargará de preparar una rutina para la persona y así, gracias a esta rutina, se luchará para que la enfermedad no avance, tal y como hemos visto anteriormente.
  • Visitar al logopeda: La habla, a una etapa muy avanzada de la enfermedad, se ve afectada. Para evitarlo, es recomendable visitar a un especialista de este tipo para intentar mantener la máxima funcionalidad del habla.

Para hacer una valoración del avance o fase de la enfermedad tenemos que revisar los siguientes aspectos:

  • Aspectos físicos
  • Aspectos psicológicos
  • Aspectos sociales
  • Tratamiento rehabilitador

 

Futuro Sanitario de Pilar Lopez Guirao

www.futurosanitario.com

info@futurosanitario.com

Comparte

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *